Nombre de la entidad: Plataforma Salvemos Farrajon
Idioma: Castellano
Año creación: 2021
Ubicación:
Forma jurídica: Red ciudadana
Nº Socias: 50 voluntarias
Nº Trabajadoras:
Ámbito de actuación: Comunidades Energéticas
Actividad Económica: No
¿Qué actividad económica?
Más información:

Descripción del proyecto

Puesta en marcha de la primera comunidad energética de Buñol, realizando un piloto que combine energía hidráulica y biomasa. Nuestro río fue utilizado como fuente de energía para mover molinos de las papeleras: recuperaremos la fuerza de esa experiencia. Fuimos uno de los primeros municipios en los que se instalaron aerogeneradores, sin ningún beneficio para el pueblo: beberemos de esos vientos para instalar redes de calor con biomasa. Promoveremos comunidades energéticas locales en todos nuestros barrios para devolver la energía a la gente.

¿Por qué se creó?

El origen de este proyecto es dual.
Tiene un lado reactivo con respecto a la amenaza de instalación de una macroplanta fotovoltaica que, de realizarse, arrasará 70 hectáreas de terreno de gran valor paisajístico y agrícola y rico en biodiversidad.
La intención es, pues, proponer a la población y al gobierno municipal una alternativa a la especulación y apropiación de tierras, la destrucción de ecosistemas y la perpetuación de un modelo energético injusto que favorece el oligopolio penalizando al consumidor e impidiendo el camino hacia la soberanía energética y la gestión comunitaria.

¿Cuáles son los principales objectivos?

En primer lugar, el proyecto tiene el objetivo de ofrecer una alternativa a los megaparques fotovoltaicos que proliferan en las zonas rurales más despobladas a través de un modelo centralizado y oligopolístico que busca perpetuarse.
En segundo lugar, y no menos importante, el de responsabilizarnos como seres humanos interdependientes y ecodependientes para impulsar una transición hacia un modelo bajo en emisiones de gases de efecto invernadero con el fin de contribuir a reducir nuestra huella de carbono como pueblo y comunidad energética local.
Con ello pretendemos dar otro paso más hacia la recuperación de una vida en armonía con el planeta que nos sostiene.

¿Cómo garantizáis la diversidad?

Velamos porque todas las opiniones y propuestas sean tenidas en cuenta, sin que importe quien las proponga.

¿Cómo es la participación interna?

Todas las decisiones son tomadas en la asamblea.

¿Relaciones con movimientos sociales?

Somos miembros de la Coordinadora de Plataformas Valencianas, del Consejo Comarcal de Medio Ambiente y de ALIENTE.

¿Beneficios para el entorno?

Como otros que van en la misma línea, este proyecto tendrá, de fructificar, impactos positivos a todos los niveles.

A nivel social permitiría un acercamiento hacia la democracia y la soberanía energéticas, con todo lo que ello implica en términos de reducción de facturas y, por consiguiente, de pobreza energética.
Por otro lado, impulsaría un cambio cultural y pedagógico en la población: esta aprendería colectivamente a rechazar y a no depender de un modelo centralista especulativo y destructor de ecosistemas en manos de multinacionales, y adoptaría un modelo distribuido y local, basado en el respeto y las posibilidades que nos ofrece la gestión comunitaria y el aprovechamiento sostenible de los recursos de que disponemos en nuestro territorio.

El impacto medioambiental sería muy positivo porque, además de todas las consecuencias derivadas de lo anteriormente expuesto, el modelo de comunidad energética local como el que proponemos en este proyecto posibilita un consumo de proximidad y con recursos renovables generados en el territorio.

Finalmente, pasaríamos de un consumo energético derivado del modelo oligopólico actual, en el que se vierten energías fósiles y sucias con todavía muchas emisiones de gases de efecto invernadero, a otro cuyas emisiones se acercarían al cero, que es el objetivo que debemos alcanzar para mitigar el cambio climático que ya estamos sufriendo.

Impacto de género del proyecto

Nos hemos encontrado que en la Cañada Real hay una alta tasa de madres solteras que tras los cortes de suministro se han visto desbordadas por los gastos del uso de motores a combustión para generar electricidad. A través de los criterios de selección de las familias para ser beneficiarias del acceso a la financiación de un sistema solar, damos prioridad a este colectivo vulnerable, buscando que tenga cuanto antes una mayor capacidad económica y que sea capaz de afrontar otros gastos y dificultades dentro de una familia monoparental.

¿Sostenibilidad económica y viabilidad del proyecto?

¿A qué va a ir destinado el dinero del premio?

Con el dinero del premio realizaremos los primeros trámites legales para poner en marcha el proyecto y contrataremos personal de apoyo.

Espacio de debate con 1 comentario. ¿Participas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.