Nombre de la entidad: AMIPA Son Anglada
Idioma: Catalán
Año creación: 1980
Ubicación: Carrer Reverendo Gabriel Bestard, 38, 07011 Palma, Illes Balears
Forma jurídica: Asociación
Nº Socias: 53 socias y 12 voluntarias.
Nº Trabajadoras:
Ámbito de actuación: Comunidades Energéticas
Actividad Económica:
¿Qué actividad económica?  Colegio matutino (cuidado de niños y niñas fuera del horario lectivo), actividades extraescolares y campus de verano. Son actividades externalizadas a otras entidades pero las cuotas las gestiona la AMIPA.
Más información: https://www.facebook.com/amipasonanglada

Descripción del proyecto

El proyecto consiste en una instalación solar fotovoltaica de 50 kW para la autoproducción compartida entre el centro escolar y los miembros de la comunidad educativa que viven en los barrios vecinos de Son Anglada, Son Roca y Son Ximelis. A partir de la producción de energía solar se harán acciones para el ahorro energético en el centro escolar aprovechando el Programa 50/50, promovido por el Ayuntamiento de Palma, y para que las familias puedan mejorar el aprovechamiento energético de la instalación. Desde la práctica de la transición energética queremos educar en los principios de justicia, redistribución, solidaridad y sostenibilidad ambiental.

¿Por qué se creó?

A raíz de varias conversaciones sobre cómo poder avanzar en la sostenibilidad energética del colegio, se han ido presentando ideas sobre cómo hacer un proyecto que, además, incorpore una importante vertiente social, educativa y participativa de la comunidad del centro escolar.

¿Cuáles son los principales objectivos?

Los objetivos son:
1. Conseguir que el colegio funcione al 100 % con energía renovable para ser parte activa contra la emergencia climática.
2. Implicar a la comunidad educativa para tomar conciencia del problema y, al mismo tiempo, educar mientras se construye la solución.
3. Ahorrar energía y recursos económicos del colegio y para las familias beneficiarias que viven a su alrededor.
Una vez consolidado el primer proyecto en el colegio, el objetivo será ampliar la producción renovable a otros edificios públicos y privados de los barrios para aumentar el número de familias beneficiarias de la comunidad energética. Llegado este momento, se valorarán las fórmulas jurídicas y de gobernanza más apropiadas para garantizar la gestión democrática, local, transparente y sin ánimo de lucro.

¿Cómo garantizáis la diversidad?

La asociación está integrada por representantes de las familias de alumnos del centro. La cuota anual para formar parte es baja para asegurar una participación elevada y que refleje toda la diversidad de familias del centro.

¿Cómo es la participación interna?

Las decisiones más relevantes de la asociación se proponen y aprueban en la Asamblea General anual. La Asamblea General elige a los miembros de la Junta que representarán la asociación formalmente. Sin embargo, las reuniones mensuales de la Junta están abiertas a todas las personas voluntarias. En las reuniones de la Junta se deciden cuestiones del día a día y nuevas propuestas y actividades de interés para la comunidad educativa.

¿Relaciones con movimientos sociales?

Formamos parte de la Federació d’Associacions de Pares i Mares d’Alumnes de Mallorca (FAPA Mallorca) y algunos miembros activos de la asociación participan en entidades en favor de las energías renovables (Som Energia Mallorca), las finanzas éticas (Fiare Banca Etica) o los distintos movimientos vecinales en defensa del territorio y del bienestar de los barrios donde está situado el colegio.

¿Beneficios para el entorno?

El impacto de la instalación de energías renovables en el colegio sería positivo e inmediato sobre la mejora del mix energético, pero también significaría un ejemplo de participación y empoderamiento de la ciudadanía en los recursos energéticos, un camino a seguir para otros grupos y comunidades.

El aprovechamiento del tejado para producir energía reforzaría la alternativa a la ocupación de terrenos rústicos por parte de grandes parques solares, un aspecto con grandes resistencias sociales en Mallorca.

El proyecto se sitúa en una zona con una gran densidad de población separada geográficamente de la ciudad de Palma que ha desarrollado fuertes lazos sociales y movimientos vecinales con objetivos comunes. Hay muchas familias con recursos y rentas modestas que podrían ver reducido su gasto energético gracias a la comunidad energética.
La reducción de la factura eléctrica del colegio permitirá avanzar en nuevas acciones para mejorar la eficiencia energética del edificio gracias a su participación en el Programa 50/50. A las familias beneficiarias les permitirá ahorrar dinero en sus facturas eléctricas.

Impacto de género del proyecto

La inmensa mayoría de las personas que participan activamente en la actividad de la asociación son mujeres. Su implicación, participación y socialización en un proyecto energético favorecerá la difusión del conocimiento y aportará herramientas para empoderarse en un sector fuertemente masculinizado.

¿Sostenibilidad económica y viabilidad del proyecto?

El proyecto consiste en la instalación de energía solar fotovoltaica para una potencia inicial de 50 kW. La producción se repartirá entre los miembros de la comunidad energética según se haya acordado en las fases iniciales de explicación, recopilación de propuestas y diseño del proyecto. También se tendrá en cuenta la incorporación de coeficientes de reparto dinámicos para los periodos no lectivos. El aprovechamiento energético será para el colegio y para miembros de la AMIPA que vivan en los barrios cercanos a la instalación. Se calcula que entre 20 y 40 familias podrían ser beneficiarias.
La inversión necesaria para la instalación fotovoltaica de 50 kW es de 72.600 € (IVA incluido). Las inversiones se financiarán a través de pequeñas aportaciones por parte de miembros de la asociación y (si fuera necesario) de pequeños inversores externos a la asociación que recibirían una contraprestación anual en forma de interés.

La producción anual aproximada será de 65.000 kWh. De acuerdo con el principio de prudencia, se han estimado unos ingresos y gastos anuales restrictivos. La comunidad energética suministrará la energía generada por sus instalaciones a sus miembros. Se facturará mensualmente la energía suministrada a un precio que compense los costes de la inversión y del mantenimiento de las instalaciones y se prevé que los ingresos sean de 4.550 € anuales.

Los gastos anuales serán para pagar los seguros, el mantenimiento de la instalación, los intereses anuales por las aportaciones económicas recibidas y un servicio externo de gestión de la asignación de la producción y la facturación. La suma de gastos anuales recurrentes será de 2.500 €.

Dadas las hipótesis prudentes de partida, el resultado de los ingresos y gastos permitirá la devolución de toda la financiación recibida en un plazo máximo de 21 años.

¿A qué va a ir destinado el dinero del premio?

Con el premio queremos hacer frente a los gastos iniciales del proyecto y obtener una parte de la inversión inicial de la instalación fotovoltaica. La confianza recibida con el premio animará a mucha otra gente a hacer su aportación económica para financiar el proyecto y sumarse a la comunidad energética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *