Este proyecto está excluido de la votación popular, al formar parte de la categoria especial “Pobreza energética”
Nombre de la entidad: SOCAIRE, Consciencia Energética
Idioma: Castellano
Año de creación: 2018
Ubicación: Madrid
Forma jurídica: Asociación
N.º de socias: 234
N.º de trabajadoras: 5
Ámbito de actuación: Pobreza energética
Actividad económica:
¿Qué actividad económica?

Hemos desarrollado tres líneas de trabajo que generan cierta actividad económica (aún poco volumen pero sí en continuo crecimiento):

1. Intervención social para situaciones de pobreza energética: colaboración con la Administración pública, asociaciones y fundaciones que ya trabajan estas temáticas y contratan a Socaire para ofrecer más servicios e implementar mejoras en proyectos relacionados con la lucha contra la pobreza energética y el empoderamiento vecinal en temática energética.

2. Talleres formativos: ahorro y eficiencia energética, mercado eléctrico, optimización de facturas, talleres DIY para construir tus propios mecanismos de calefacción y refrigeración… entre otros. Son muchas las asociaciones, centros culturales y ecosociales públicos, fundaciones… los que han solicitado talleres para ofrecer a todo tipo de públicos.

3. Consultoría energética: optimización de facturas, auditorías energéticas, certificados de eficiencia energética, informes de evaluación de edificios (IEE) y proyectos de rehabilitación integral energética de edificios. Todo los beneficios obtenidos, tanto los servicios directos, como los ahorros obtenidos en la optimización de facturas, se destinan a financiar nuestra línea de intervención social.

Más información: www.socaire.es

¿Por qué se creó?

Somos un pequeño grupo de amigos y amigas que venimos de los movimientos sociales (colectivo Decrece Madrid) y estudiantiles (Ecoaldea de la UCM) de Madrid, en los cuales hemos participado difundiendo las filosofías derivadas del decrecimiento, la economía del bien común, el ecofeminismo, las luchas ecologistas y las alternativas reales que se plantean para colocar la vida en el centro y hacer frente a los modelos que no contemplan los límites planetarios.

De estas militancias se forjaron buenas amistades y ganas de crear un proyecto común que nos permitiera continuar nuestras luchas, centradas sobre todo en la transición energética y la justicia social, para generar una fuente de ingresos coherente con nuestra forma de entender la vida y el empleo.

En paralelo, el proyecto Mares Madrid, que promociona el emprendimiento colaborativo enmarcado en la economía social y solidaria ofreciendo espacios de trabajo y asesoramiento, nos brinda la oportunidad de comenzar nuestra andadura en un edificio (Mar de Energía) destinado a proyectos relacionados con el mundo energético.

Es en este momento cuando nace Socaire, Conciencia Energética, y empieza su actividad instalada en este espacio

¿Cuáles son los principales objetivos?

SOCAIRE tiene dos objetivos principales:

  1. Fomentar la transición hacia una cultura energética más sostenible, eficiente y accesible para todas las personas.
  2. Luchar contra situaciones de pobreza energética y de inseguridad eléctrica en hogares.

Las actividades que desarrollamos para alcanzar nuestros objetivos se corresponden con nuestras tres líneas de trabajo.

A través de la formación, la intervención social y la consultoría energética conseguimos entregar herramientas a la ciudadanía, que potencian el empoderamiento frente a los mercados energéticos, y potenciar el consumo consciente de la energía que utilizamos a diario.

¿Relaciones con movimientos sociales?

Participamos en las asambleas de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético de Madrid, de hecho, las reuniones se celebran en nuestro espacio de trabajo (Mar de Energía).

A través de Mares Madrid estamos en contacto directo con multitud de iniciativas que, como nosotras, quieren impulsar una transición energética a través de la economía social y solidaria, una de esas sinergias se ha convertido en una red de iniciativas llamado reBive, que pretende ofrecer servicios integrales para fomentar la rehabilitación energética de edificios, impulsar la instalación de energías renovables y optimizar los contratos energéticos a través de la optimización de facturas y un uso consciente de los equipos y recursos.

¿Beneficios para el entorno?

Nuestro proyecto produce múltiples beneficios:

  • Medioambientales. Un uso más responsable y consciente de la energía ayuda a mitigar las consecuencias del cambio climático y a reducir la emisión de gases de efectos invernadero.
  • Ciudadanía empoderada y consciente. La “alfabetización energética” permite entregar herramientas y conocimientos fundamentales para entender cómo funciona el mercado eléctrico, conocer tus derechos y obligaciones como consumidora, hacer un uso más eficiente de los recursos y ser un agente activo en la lucha por la democratización y el acceso universal a la energía.
  • Sociales. A través de nuestro proyecto de intervención social en viviendas en situaciones de vulnerabilidad energética, queremos ofrecer soluciones reales y duraderas a los hogares que tienen serias dificultades para acceder a los recursos energéticos necesarios para mantener una vivienda en condiciones confortables y saludables.

Los talleres y actividades se plantean para potenciar el desarrollo comunitario y crear redes de apoyo mutuo, utilizando como hilo conductor la consciencia energética colectiva.

  • Económicos. El ahorro y la eficiencia energética están relacionados directamente con el beneficio económico.

En situaciones de pobreza energética, conseguir optimizar el gasto energético significa poder destinar más recursos a otras necesidades (alimentarias, educativas, transporte…) igual de importantes.

  • Seguridad eléctrica. Uno de los objetivos de la intervención en viviendas es garantizar la seguridad de la instalación eléctrica de aquellos hogares más vulnerables, esto no solo evita accidentes (incendios eléctricos, cortocircuitos…) en esa vivienda, sino en todo el edificio, por lo tanto, el beneficio es compartido entre todo el vecindario.
  • Alianzas. La intervención en hogares en situación vulnerable la planteamos a través del establecimiento de alianzas con “socios locales” que ya trabajen con dicha población (asociaciones de vecinos, fundaciones, administración pública…). Poder revertir situaciones de pobreza energética implica disminuir partidas presupuestarias de estas entidades que destinan al pago de facturas o la gestión de casos de cortes inminentes de suministros.

Gracias a la formación e intervención en vivienda se generan nuevos proyectos y formas de actuar en el territorio de una forma integral y transformadora, potenciando la red de apoyo mutuo entre vecinas y entidades sociales.

¿A qué va a ir destinado el dinero del premio?

Si Socaire obtuviese el premio de la línea de pobreza energética (10.000 €) lo destinaríamos a poner en marcha un proyecto piloto que llevamos desarrollando desde hace un año para luchar contra situaciones de pobreza energética en 20 hogares de distrito Villa de Vallecas.

La intervención social del proyecto la dividimos en 3 áreas complementarias:

  1. Formación y sensibilización:
  2. Talleres en ahorro y eficiencia energética
  3. Taller de optimización de facturas
  4. Consciencia energética colectiva
  5. Intervención en viviendas:
  6. Auditoría energética de las viviendas
  7. Revisión de seguridad eléctrica en todas las viviendas
  8. Instalación de medidas de microeficiencia energética
  9. Oficina de asesoramiento: “Ventanilla energética”:
  10. Asesoramiento personalizado
  11. Espacio de apoyo para el seguimiento del proyecto

Para poder establecer el contacto con esos 20 hogares, contamos con la Asociación Centro Trama, la cual trabaja desde hace décadas en el barrio y resulta imprescindible para generar la confianza necesaria para que las vecinas participen del proyecto. Por otro lado, Centro Trama cedería su sede para la realización de los talleres formativos.

El presupuesto que proponemos para su ejecución es de 10.791 €, de los cuales Socaire asume el 24,94% y el premio de Germinador Social el otro 75,06% (considerando 19% de IRPF – Ver Anexo 1).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *