Nombre de la entidad: Associació Emaús Rural d’Acció Social
Idioma: Català
Año creación: 2012
Ubicación: Ermita del Camí s/n 25217 Granyena de Segarra
Forma jurídica: Asociación
Nº de personas vinculadas a la entidad 16 personas socias, 23 personas voluntarias, 3 personas trabajadoras
Ámbito de actuación: Pobreza energética
Actividad Económica:
¿Qué actividad económica? La actividad principal es social, pero gestionamos un albergue de peregrinos y grupos, y nos dedicamos a la venta de libros de segunda mano.
Más información: emausrural.org

Descripción del proyecto

Queremos administrar un espacio de convivencia que dé cabida a personas vulnerables: un edificio en el centro de Cervera. Queremos crear un conjunto de áreas que atiendan las diferentes necesidades, con servicios y espacios comunes, y que fomenten el encuentro personal y el compartir. El proyecto quiere ser adaptable a las necesidades sociales que puedan darse. En el mundo rural no existen grupos específicos en exclusión y no son efectivas las soluciones para colectivos concretos, sino las soluciones polivalentes. El edificio tiene una eficiencia energética deficiente, lo que supone un enorme derroche energético y dificulta el confort necesario en invierno.

¿Por qué se creó?

Nuestra entidad trabaja en el ámbito de la inclusión social y el respeto al territorio desde su creación en 2012. A finales de 2019 se ofreció la cesión de un gran edificio en Cervera para poder desarrollar un proyecto social que incluyera la acogida de personas en situación de exclusión. En 2020 se diseñó este proyecto polivalente con el fin de dar uso a todos los espacios, consiguiendo nuestros objetivos sociales, así como la sostenibilidad del proyecto. En marzo de 2020 pusimos en marcha un plan piloto para valorar su eficacia (a pesar de toda la dificultad de la pandemia). En 2021 se valoró la experiencia y concluimos lo siguiente:

– El proyecto social había sido muy positivo y había logrado con creces los objetivos propuestos.

– El proyecto de albergue de peregrinos y grupos, como parte de la sostenibilidad económica y como plataforma de aprendizajes prelaborales, no pudo valorarse, ya que la pandemia había afectado en gran medida.

– El edificio tenía muchas deficiencias energéticas y había que realizar una transición energética para hacerlo sostenible.

Con estas conclusiones, se pone en marcha este proyecto desde abril de 2021.

¿Cuáles son los principales objetivos?

Objetivos:

– Dar respuesta a la emergencia social que supone la falta de hogar, realizando acciones preventivas para que las personas vulnerables no acaben en la calle.

– Ser punto de encuentro entre personas vecinas, voluntarias y en situación de vulnerabilidad, para construir ayuda mutua, buena vecindad e inclusión social.

– Favorecer el desarrollo de actividades de alojamiento juvenil y de peregrinos en el municipio, y ayudar a la dinamización social de la Calle Mayor de Cervera.

– Mantener y hacer sostenible el edificio histórico de la Sagrada Familia, que estaba cerrado. Las actividades en el edificio serán:

A.- Vivienda social temporal de emergencia para familias o personas en riesgo de exclusión: como lugar de vida temporal. 14 camas.

B.- Vivienda de inclusión compartida de larga estancia para personas sin hogar en proceso de recuperación, en la etapa hacia una vida autónoma y la inserción laboral. 5 camas.

C.- Espacios comunes: salas polivalentes, comedor para encuentros, cocina, lavandería y patio.

D.- Albergue para el alojamiento de grupos y peregrinos. Por otro lado, el proyecto supone realizar intervenciones de mejora energética:

1.- Sustitución de cierres exteriores para mejorar el aislamiento.

  1. – Retirada de la instalación de gas de estufas obsoletas que no cumplen con la normativa.

3- Instalación fotovoltaica de generación eléctrica para el autoconsumo.

¿Cómo garantizáis la diversidad?

Nuestra entidad tiene como misión crear oportunidades de vida en el mundo rural para todas las personas, por tanto, el respeto a la diversidad y la inclusión son el centro de todas nuestras acciones.

¿Cómo es la participación interna?

Somos una asociación y tenemos nuestra asamblea de personas socias para la expresión de la voluntad social. En nuestros proyectos siempre existe un equipo coordinador en el que participan personas profesionales, voluntarias y acogidas. Creemos que todo el mundo es capaz de dar respuesta y es responsable, aunque atraviese momentos críticos.

¿Relaciones con movimientos sociales?

Trabajamos en red: en el mundo rural no puede ser de otra forma. Además, estamos convencidos de que la transformación social solo se da cuando muchos agentes se ponen de acuerdo. Formamos parte de la Federación Catalana de Voluntariado social, la Red de inclusión social Segarra/Urgell, y del Plan de inclusión comarcal de la Segarra.

¿Beneficios para el entorno?

Los beneficios son tanto sociales como ecológicos:

1) Una mejor adaptación a las necesidades del territorio. En la Cataluña más rural no existen grandes colectivos en exclusión, sino pequeños grupos que forman un complejo mosaico. Los recursos específicos para un colectivo concreto (mujeres, enfermedades mentales, pobreza económica…) terminan siendo poco eficientes y eficaces. El edificio del que disponemos no sería adecuado para ningún grupo en concreto, pero puede serlo si lo diseñamos como lugar de encuentro y acción polivalente.

2) La diversidad enriquece, y el hecho de que se generen espacios compartidos para distintos colectivos con una metodología autogestionada reproduce mejor un entorno social normalizado y una verdadera integración.

3) Por otra parte, crear proyectos de acción social hace que muchas personas puedan quedarse en el territorio y aborda el reto de la despoblación (una de las mayores de toda Cataluña se encuentra en nuestra comarca).

4) Colaboración intersectorial: la gestión se realiza desde una entidad pequeña, por lo que es necesario buscar colaboraciones con la administración pública y otras entidades privadas, y crear alianzas muy importantes para el territorio .

5) Experimentación de formas sostenibles de transición energética y respetuosas con el medio ambiente de edificios históricos de la ciudad.

Impacto de género del proyecto

En cuanto a la perspectiva de género, en todas las acciones de nuestra entidad nos planteamos que el proyecto o actividades no estén destinados de forma aislada a un colectivo, por ejemplo, a mujeres en condiciones especialmente desfavorecidas, sino que se trata de acciones, medidas y objetivos que atraviesan todas las intervenciones en todos los ámbitos. Partimos de la base de que tanto hombres como mujeres pueden encontrarse en situaciones de vulnerabilidad por diferentes causas, pero las mujeres sufren situaciones de discriminación solo por ser mujeres. Es decir, el género no es en sí un factor de vulnerabilidad, sino de discriminación. Las propuestas de intervención intentan ir dirigidas a eliminar situaciones de desigualdad e injusticia social, y las desigualdades de género no deben ser olvidadas.

1.- Participación. Aseguramos la presencia de la mujer en los espacios de toma de decisiones. Las mujeres están representadas por criterios de paridad. Actualmente, representan un 50 % de los profesionales, un 65 % de los voluntarios. En cuanto a la entidad, el puesto de mayor responsabilidad (presidencia) corresponde a una mujer.

2.- Recursos. Evaluamos si hombres y mujeres tienen un acceso equilibrado a los recursos que ofrece el proyecto, y si fuera necesario, se haría una discriminación positiva a favor de las mujeres.

3.- Normas y valores. Vivimos en un contexto heteropatriarcal, por tanto, debemos aceptar la presencia de múltiples ideas, estereotipos y prejuicios machistas que pueden condicionar la intervención. Sin embargo, favorecemos la formación de profesionales y voluntarios con visión de perspectiva de género. También es necesario intentar que esta perspectiva se refleje en las actividades con las personas alojadas. Tenemos en cuenta el uso de un lenguaje no sexista. Además, cualquier violencia de género, sea producida por personas trabajadoras, voluntarias o acogidas es considerada una falta grave que puede llegar a apartar a la persona de la participación en el proyecto. La educadora que coordina el proyecto tiene formación específica en perspectiva de género en atención a personas sin hogar. Dentro de las cláusulas sociales, cabe destacar que parte de las personas voluntarias con las que contamos son personas beneficiarias de la acción a la vez, y sobre todo, personas que en el pasado habían sido alojadas y ya se han ido por la mejora de su situación. Son muy cercanas a la situación de las hospedadas y son referentes de mejora. En los hogares de larga estancia priorizamos situaciones de personas que no tienen recurso económico alguno para sobrevivir, algunas sin derecho a prestaciones económicas como la Renta Garantizada.

¿Sostenibilidad económica y viabilidad del proyecto?

La acción social que se desarrolla en el proyecto es sostenible por sí sola a causa de la autogestión, la apuesta por la austeridad en los gastos y el apoyo público que tienen sus acciones, que previsiblemente continuarán en el tiempo, en tratarse de un servicio básico.

– El Departamento de Derechos Sociales tiene, desde 2020, una línea de subvención anual especial para proyectos dedicados al sinhogarismo que, según la estrategia del Acuerdo GOV/59/2022, de 29 de marzo, que aprueba el Marco de acción para el abordaje del sinhogarismo en Cataluña 2022-2025, se irá reforzando.

– El acuerdo de 5.000 € anuales firmado con La Paeria es renovable anualmente.

– La asignación de la agencia de la vivienda de 3.600 € también es renovable anualmente. Por otra parte, se prevé que se vayan aumentando los ingresos para la propia actividad social, ya que algunas personas que llegan con alguna prestación realizarán alguna aportación monetaria para poder alojarse. La amenaza para la sostenibilidad del proyecto es el mantenimiento del edificio. Por tanto, la estrategia de sostenibilidad tiene dos vertientes:

1.- Reducir los gastos de suministros y mantenimiento interviniendo en las deficiencias energéticas. En este sentido, una persona técnica ya está realizando un proyecto integral en diferentes fases y cuenta con poder pedir subvenciones especiales para este fin de los fondos europeos.

2.- Desarrollar la actividad de alojamiento de grupos y peregrinos y el alquiler de salas como actividad productiva que pueda dar ingresos suficientes. El proyecto social deja mucho espacio libre en el edificio, y la parte que ya tiene alta actividad de alojamiento juvenil se puede difundir y potenciar. Se prevé que el proyecto se consolide y dure en el tiempo, ya que la necesidad que atiende no se prevé que disminuya en los próximos años, aunque se irá adaptando a la realidad, puesto que es un proyecto que cuenta con poca estructura y un alto nivel de participación.

¿A qué va a ir destinado el dinero del premio?

La ayuda del premio se destinará a financiar las intervenciones para la mejora energética del edificio (actividades explicadas con anterioridad).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.