Nombre de la entidad: La Titaranya SCCL
Idioma: Català
Año creación: 2019
Ubicación: C/ dels Metges 14, 43800 Valls
Forma jurídica: Cooperativa integral de viviendas y consumo.
Nº de personas vinculadas a la entidad Personas socias habitantes: 9

Personas socias de consumo: 11

Personas socias colaboradoras: 5

Personas socias jurídicas con derecho a uso de los locales: 6 cooperativas de trabajo y 5 entidades culturales.

Ámbito de actuación: Comunidades energéticas
Actividad Económica:
¿Qué actividad económica? Vivienda cooperativa, proyectos de desarrollo socioeconómico y cultural.
Más información: latitaranya.coop

Descripción del proyecto

El proyecto pretende crear una comunidad energética con la instalación de placas fotovoltaicas en el edificio que La Titaranya construye en el centro histórico de Valls (7 viviendas VPO, 2 oficinas y un local comunitario). La comunidad estará formada por La Titaranya, los locales de 4 cooperativas de trabajo ubicadas en el barrio, así como otras vecinas, que se integrarán en la cooperativa como personas socias de consumo. El ahorro acumulado del autoconsumo permitirá ampliar las instalaciones propias de la comunidad en nuevas cubiertas para el barrio, haciendo de catalizador de la transición energética en el municipio.

¿Por qué se creó?

La autogeneración fotovoltaica nace de la necesidad de las entidades y personas socias de La Titaranya de rebajar su factura energética. La creación de la comunidad energética es posible gracias al recorrido previo de trabajo conjunto entre todos estos agentes en el Pol Cooperatiu y en la constitución de La Titaranya y la participación en su promoción.

¿Cuáles son los principales objetivos?

Objetivos:

1) Crear la primera comunidad energética de Valls y el Camp de Tarragona, como proyecto demostrativo y divulgativo.

2) Caminar hacia la soberanía energética de las iniciativas de economía solidaria de Valls y de las vecinas del centro histórico de Valls.

3) Reducir el impacto medioambiental y la huella ecológica de nuestro consumo energético.

4) Transferir conocimientos sobre la gestión de comunidades energéticas a agentes locales.

 

-Actividades

1) Divulgación de la puesta en marcha de la comunidad energética, de la producción energética y de los ahorros conseguidos. Sensibilización sobre la soberanía energética.

2) Redacción e instalación del proyecto de autogeneración fotovoltaica.

3) Proceso participativo de creación de la comunidad energética:

– Dos reuniones internas de las personas socias de La Titaranya para definir el modelo y la propuesta.

– Presentación pública del proyecto y convocar a la incorporación de personas socias de consumo.

4) Formación de la gestoría Milmans SCCL del Pol Cooperatiu de Valls

¿Cómo garantizáis la diversidad?

Activación de mecanismos de solidaridad económica para el acceso de personas socias habitantes que no pueden desembolsar la aportación al capital social.

Actualmente, una persona socia ha obtenido el derecho de uso de una vivienda gracias a un préstamo interno de la cooperativa, a partir de aportaciones extraordinarias al capital social desembolsadas por el resto de personas socias.

Entidad solicitante de la Comunalitat Urbana de Valls, programa de la Dirección General de Economía Social para la activación de la economía de proximidad.

¿Cómo es la participación interna?

Asamblea general ordinaria.

Asambleas generales extraordinarias.

Asambleas quincenales de seguimiento convocadas a todas las personas socias de la cooperativa.

Participación en grupos de trabajo: de actos, de acogida, financiera.

¿Relaciones con movimientos sociales?

Miembros del Pol Cooperatiu de Valls (6 cooperativas y una entidad).

Miembros de la comisión de vivienda de la XES.

Miembros de la Comunalitat Urbana de Valls, junto a otras 17 entidades locales.

6 cooperativas de trabajo, 4 entidades culturales y un sindicato de personas trabajadoras son personas socias con derecho a uso de La Titaranya.

¿Beneficios para el entorno?

La instalación de autogeneración fotovoltaica tendrá una potencia de 20 kW y se estima que tendrá una producción anual de energía de 31.847 kWh, pero al ser la primera o las primeras de Valls y el Camp de Tarragona (en funcionamiento en junio de 2023), queremos que tenga un efecto demostrativo y divulgativo, con el objetivo de conseguir que surjan otros proyectos.

La transferencia de conocimientos sobre la puesta en marcha y gestión de comunidades energéticas a escala local, a través de agentes de la ESS, pondrá las herramientas y bases para facilitar la creación de nuevas comunidades energéticas.

Impacto de género del proyecto

La Titaranya establecerá que una proporción mínima del 50% de personas socias de consumo sean mujeres, de modo que en la lista de espera de peticiones de incorporación de personas socias de consumo, en caso de que de forma natural no se respete este porcentaje, las mujeres en lista de espera subirán las posiciones necesarias para hacer efectivo el cumplimiento de este porcentaje.

La explicación de esta medida hará que los hogares que deseen sumarse a la comunidad energética escojan a un miembro femenino para que sea la socia. De esta forma, se fomenta que los derechos de las personas socias sobre la autogeneración energética queden en manos femeninas, que se puede hacer valer en casos de separaciones, agresiones machistas, etc.

De alguna manera, La Titaranya cree que el derecho efectivo sobre la autogeneración energética es similar a la titularidad de la tierra en las producciones agrícolas familiares, que ostenta mayoritariamente el hombre, por lo que se debe avanzar en acciones de discriminación positiva a favor de la titularidad real de las mujeres.

¿Sostenibilidad económica y viabilidad del proyecto?

Proyectamos una instalación para un potencial de 20 personas físicas y jurídicas socias (con una potencia de 1kw por socia). La instalación tiene un coste de 23.151,43 €. Se financiará la mitad con subvenciones y la otra mitad con financiación externa, con un préstamo a 5 años con un TAE del 6 %. Los gastos financieros ascenderán a 1.851,75 € durante estos cinco años.

El ahorro que genera la producción de energía hace que se recupere la inversión en estos 5 años, y a partir del sexto año comienza a generar ahorro neto de energía. Este ahorro neto servirá para posibilitar una ampliación del proyecto a más personas socias en el marco del barrio antiguo de Valls.

El dinero del premio irá a la inversión del proyecto.

Adjuntamos el plan de viabilidad de nuestra comunidad energética local.

¿A qué va a ir destinado el dinero del premio?

El dinero del premio se destinará a la inversión del proyecto.

Información adicional

La Titaranya es la entidad líder del proyecto Comunalitat de Valls, financiado por el programa «Xarxa de Comunalitats Urbanes» del Departamento de Trabajo de la Generalitat de Catalunya. El impulso de la comunidad energética de La Titaranya se llevará a cabo colaborando con este servicio, intentando replicar en un segundo momento a comunidades energéticas en los barrios de Valls, aprovechando esta red de entidades y la estructura técnica de la Comunalitat. El objetivo es impactar sobre las 24.000 personas que habitan en el municipio y construir, a largo plazo, una red de proyectos y comunidades para la soberanía energética local.

El impacto social de la comunidad energética de La Titaranya radica en el hecho de estar proyectada en uno de los barrios más degradados social y físicamente de Cataluña, con los siguientes elementos:

– VPO y proyectos sociales: accederán a la autogeneración energética 7 unidades de convivencia de viviendas cooperativas de protección oficial, 6 cooperativas de trabajo, 5 asociaciones culturales y un sindicato laboral.

– Segunda fase: La Titaranya debe ejecutar una segunda fase que garantice el crecimiento de la comunidad energética en un mínimo de 15 nuevas viviendas VPO y locales sociales. Las fincas de esta segunda promoción son propiedad de La Dinamo Fundació, Coop57 y la Associació Cultural l’Aleta, y el contrato de compra está firmado también por La Titaranya, con el compromiso de adquirir el derecho de superficie a realizar una promoción de vivienda cooperativa y locales sociales.

– En un primer momento, La Titaranya decide establecer un mínimo del 50% de mujeres socias de consumo para garantizar cierta igualdad de género en el derecho y beneficios sobre la producción energética. En el proceso de ampliación de la instalación fotovoltaica, deberá realizarse un debate sobre la aplicación de criterios de incorporación de nuevas personas socias en situación de pobreza energética, así como otras medidas que aumenten el impacto social de la comunidad energética.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.