Nombre de la entidad: Osona Energia, SCCL
Idioma: Català
Año creación: 2022
Ubicación: Carrer de l’Historiador Ramon d’Abadal i de Vinyals, 5, 3ª Planta, 08500 Vic, Barcelona
Forma jurídica: Sociedad cooperativa de segundo grado, sin ánimo de lucro, sujeta a los principios y disposiciones de la Ley de Cooperativas de Catalunya.
Nº de personas vinculadas a la entidad Osona Energia está formada inicialmente por 5 cooperativas de primer grado socias de la cooperativa de segundo grado. Son las cooperativas que actualmente están legalmente constituidas: Taradell Sostenible SCCL (20 socias), Balenyà Sostenible SCCL (155 socias), Olost i Santa Creu Sostenible SCCL (61 socias), Cooperativa Sant Perenca SCCL (150 socias) y Llum Primer SCCL (30 socias). Posteriormente, cualquier comunidad energética podrá sumarse. De hecho, el nombre se escogió colaborativamente con las 25 comunidades energéticas constituidas o en proceso de constitución de la comarca de Osona. Si calculamos 100 socias por comunidad energética, estaríamos hablando de 2.500 personas. Actualmente no hay personas trabajadoras, pero se prevé que las haya cuando las comunidades energéticas hayan arrancado sus proyectos y actividades.
Ámbito de actuación: Comunidades energéticas
Actividad Económica:
¿Qué actividad económica? Osona Energia, como cooperativa de segundo grado, tiene como objetivo apoyar a las cooperativas de primer grado. Por tanto, inicialmente se prevén tareas de gestoría y/o administrativas, y de apoyo en la elaboración de proyectos. En un futuro podrían estar relacionadas con la ingeniería. Osona Energia, SCCL facturará por estos servicios a las cooperativas de primer grado.
Más información:

Descripción del proyecto

En la comarca de Osona se está construyendo un modelo de comunidades energéticas (CEs) en forma de cooperativas de consumo sin ánimo de lucro que busca promover una transición energética transformadora y en manos de la ciudadanía. En la comarca, formada por 50 municipios (pequeños y medios), actualmente ya existen 5 CEs constituidas y 19 municipios más con una CE en proceso de constitución. Queremos impulsar un modelo de CE con la gobernanza y la propiedad a escala muy local, pero que necesitan agruparse en una cooperativa de segundo grado para profesionalizar tareas y facilitar su futura viabilidad.

¿Por qué se creó?

Durante los últimos dos años, en la comarca de Osona se ha movilizado a mucha gente inquieta con el tema de la transformación del modelo energético. Esto ha llevado a la creación de diversas comunidades energéticas en forma de cooperativas de consumo sin ánimo de lucro en municipios especialmente pequeños. Esta situación ha generado la necesidad de que estas pequeñas comunidades energéticas se agruparan para unir fuerzas y compartir recursos. De ahí surgió la idea de crear una cooperativa de segundo grado.

¿Cuáles son los principales objetivos?

La principal razón de ser de Osona Energia SCCL es dar servicio y apoyo a las comunidades energéticas (cooperativas de primer grado). Por tanto, las actividades que llevará a cabo se irán adaptando a sus necesidades. Inicialmente, se prevé la realización de tareas y un apoyo de carácter más administrativo y/o contable, pero se espera que más adelante los servicios y apoyos se vayan ampliando.

¿Cómo garantizáis la diversidad?

Osona Energia SCCL está en proceso de creación. Es una entidad abierta a la participación de todas las comunidades energéticas que lo deseen. Aplicamos la mirada de género y de procedencia, por ejemplo, a la hora de elegir el Consejo Rector. El Ateneu Cooperatiu de la Catalunya Central nos acompaña en el proceso de creación y, por tanto, nos ayuda a tener una mirada inclusiva.

En la constitución del Consejo Rector se intentará que exista paridad de género.

¿Cómo es la participación interna?

Como en todas las cooperativas, cada persona socia (cooperativa de primer grado en este caso) tiene un voto, independientemente de si ha aportado más o menos capital social voluntario. Existe la asamblea en la que participan todas las comunidades energéticas (cooperativas) y el Consejo Rector. Las funciones de cada órgano están descritas en los estatutos.

Está prevista la elaboración de un Reglamento de Régimen Interno que regule y vehicule la gobernanza y la toma de decisiones dentro de la cooperativa.

¿Relaciones con movimientos sociales?

Osona Energia SCCL está en fase de creación y todavía no forma parte de ninguna otra entidad. La intención es ser miembro de Rescoop.eu. Hemos tejido alianzas con el alTERna’t, que es la red de la economía social y solidaria de Osona, con el Ateneu Cooperatiu de la Catalunya Central, para hacer el acompañamiento a la cooperativa de segundo grado y las de primero grado. Con Som Energia y Cíclica, a través del proyecto Singulars, y con entidades financieras de la economía social y solidaria como Coop57, Fiare y Caixa d’Enginyers. Por último, con el Consorci Vall del Ges Bisaura para dinamizar las comunidades energéticas del norte de Osona.

¿Beneficios para el entorno?

El proyecto de una cooperativa de segundo grado resulta vital para las comunidades energéticas de cada municipio. Les permitirá tener un apoyo administrativo y técnico que facilitará que estas comunidades energéticas salgan adelante. Estas comunidades son quienes realmente harán la transición energética en sus respectivos municipios, para la que involucrarán a la ciudadanía y los ayuntamientos. Ejecutarán proyectos de autoconsumo compartido, movilidad eléctrica compartida, eficiencia energética, gestión de la demanda y, eventualmente, parques solares.

Por tanto, Osona Energia SCCL es un catalizador y un facilitador para las comunidades energéticas locales y, por tanto, un elemento crucial para que la ciudadanía de Osona se empodere y avancemos hacia un modelo energético realmente en manos de la ciudadanía.

Las comunidades energéticas dinamizarán la economía local contratando a instaladores locales y promoviendo acciones contra la pobreza energética en los municipios.

Impacto de género del proyecto

La transformación del modelo energético se debe dar en todos los ámbitos. El sector energético es un sector típicamente masculinizado y es un aspecto que trabajan tanto las comunidades energéticas de cada municipio como la cooperativa de segundo grado. Por ejemplo, se favorece y se intenta que en los consejos rectores exista paridad de género. Así, se visibilizan también a las mujeres en el ámbito energético municipal.

Los estatutos sociales de Osona Energia SCCL contemplan como falta grave (artículo 15.g) de las personas socias, situaciones de discriminación, acoso o desconsideración hacia otras personas socias, como por ejemplo, la discriminación de género.

También está prevista la elaboración de un Reglamento de Régimen Interno que debe incluir medidas para el fomento de la igualdad de género, como mínimo, en el Consejo Rector. Esta medida será de aplicación incluso antes de tener el Reglamento de Régimen Interno.

¿Sostenibilidad económica y viabilidad del proyecto?

Osona Energia SCCL, como cooperativa de segundo grado, tiene la misión de apoyar a las cooperativas de primer grado. Los ingresos de Osona Energia SCCL surgirán de los servicios prestados a las cooperativas de primer grado, pero estas no podrán empezar a solicitar y pagar servicios hasta que no hayan arrancado su actividad económica (autoconsumo compartido inicialmente). Calculamos que la cooperativa de segundo grado podría ser económicamente sostenible y contratar a una persona cuando entre todas las comunidades energéticas se hayan instalado 3 MW de potencia fotovoltaica.

 

Entre las comunidades energéticas pioneras en la comarca, hay 3 que han ganado el CE-Implementa. Esta subvención ofrece financiación para 9 plantas de autoconsumo con un total de 678 kWp entre las 3 comunidades energéticas, así como vehículos eléctricos, puntos de recarga y software de gestión de la demanda. Así que los primeros proyectos pronto entrarán en funcionamiento.

En paralelo, la Cooperativa Sant Perenca ha pedido el CE-Implementa de > 1 M€ (no resuelto todavía) con actuaciones como 462 kWp de autoconsumo residencial compartido, 975 kWp de autoconsumo industrial, un parque fotovoltaico de 1,5 MWp y 290 kWh de almacenamiento detrás del contador.

A su vez, 18 ayuntamientos de la comarca han solicitado la subvención Renovables 2030 de la Diputación de Barcelona, que financia el 90% del proyecto fotovoltaico. Está previsto que estos ayuntamientos puedan ceder la explotación de estas instalaciones a las comunidades energéticas durante 25 años. Así, durante 2022 y 2023 muchas comunidades energéticas estarán en disposición de empezar a gestionar instalaciones de autoconsumo compartido.

Mientras las comunidades energéticas no arranquen sus proyectos y, por tanto, empiecen a tener actividad económica, la cooperativa de segundo grado necesitará financiación externa para poder empezar a ofrecer los servicios que ya necesitan las comunidades energéticas de cada municipio. Por esta razón, Osona Energia SCCL se presenta al Germinador Social 2022.

¿A qué va a ir destinado el dinero del premio?

Como comentábamos en el apartado anterior, el plan económico y financiero se basa en que las comunidades energéticas utilicen parte de los beneficios generados de las instalaciones de autoconsumo compartido para contratar servicios en Osona Energia SCCL. Mientras esto no sea una realidad, Osona Energia SCCL necesita financiación externa, proveniente de subvenciones y premios, para empezar a ofrecer servicios a las comunidades energéticas.

Así, en caso de que ganemos este premio, se utilizaría el dinero para arrancar la cooperativa de segundo grado. Se prevé que estos 6.000 € se puedan utilizar para:

– Sufragar algunos de los costes de constitución de la cooperativa (por ejemplo, los costes notariales).

– Presentar y difundir la cooperativa de segundo grado al resto de comunidades energéticas.

– Crear una página web y un logotipo.

– Testear y conseguir herramientas de apoyo que ya necesitan las comunidades energéticas como herramientas de monitorización de la energía generada y consumida por las socias.

Espacio de debate con 4 comentarios. ¿Participas?
  1. És el mecanisme clau perquè les comuñitats energètiques d’Osona puguin ser efectives. Cal una feta professionalització de la gestió, i aquesta cooperativa ho permet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.